Cuba (por mientras)

by Jorge Barahona

Estoy en deuda con Cuba, mis amigos cubanos y con ustedes (los que leen éste Blog).
Pasó ya una semana desde que volví de La Habana y aún no me da el tiro para escribir mis impresiones del INFO 2006, no por falta de contenido (al contrario!) si no por mi maldita demora neuronal de decantar mis ideas, ordenarlas y (peor) escribirlas.
Ingrato sería no destacar el gran aprecio y cariño que recibí en la isla, en especial agradecer a Orlando Romero y Livia por su tiempo, aprecio y dedicación.
Ambos, diseñadores cubanos (matrimonio) fueron mis anfitriones y generosos organizadores que me invitaron a dar charlas en el ámbito del INFO2006 y en particular en la mesa redonda “Una Web para todos” del Proyecto Web.

La situación de la Internet en Cuba
Cuba sufre de un bloqueo económico por parte de Estados Unidos hace décadas.
Este bloqueo impide por ley norteamericana que las compañías relacionadas con USA hagan negocios de cualquier tipo con Cuba.
Eso trae consigo que los cubanos se conecten a la Internet a través de un satélite a no más de 512 kbps. y en condiciones de constante inestabilidad.
Además el sufijo .cu depende de la Icann, que depende por contrato directamente del gobierno norteamericano, de manera que cualquier día si un funcionario amanece de mal humor literalmente hace desaparecer a Cuba de la red.
Todo esto sin mencionar lo costoso y difícil que es para cualquier cubano tener una computadora constituye un escenario de precariedad constante como para construir una cultura en torno al canal que es Internet.
Sin embargo, el Congreso INFO 2006 que se viene haciendo desde el 93.

El trabajo desarrollado (una pequeña visión)
Me contaba Orlando que Cuba viene subiendo año tras año en descarga de contenidos desde sus servidores. Esto quiere decir que los leen cada vez más, lo que no me extraño pero si sorprendió por las cifras.
Cuba debe ser uno de los países de habla hispana que más aporta con contenidos ya sea científicos como de las ciencias sociales.
No entraré en un debate sobre la situación política en que se generan esos contenidos, sólo me referiré a que están ahí y son sólidos y robustos en investigación y desarrollo.
Pensar, estudiar, cuestionar, investigar son lejos las palabras que más me atraen, son música para mis oídos ya que en América Latina es un bien escaso.
Cómo se demuestra la vitalidad de un país en investigación y desarollo? Cuando es capaz de, a pesar la adversidad y la “mala leche de algunos”, marcar con sus contenidos y resultados el devenir de la humanidad.
EL Congreso al que me invitaron hubo 280 ponencias.
Se desarrolla desde 1993.
Este año concurrimos desde Chile, España, Canadá, México, Venezuela, Argentina, Jamaica, Brasil, Puerto Rico, Noruega, Colombia, Chipre, Alemania, Francia, República Dominicana y Portugal.
Pero lo más importante es la solidez del conocimiento que existe en Cuba en Tecnologías de la Información, a pesar de todo lo expuesto y que sean capaces de organizar, liderar y atraer a profesionales de muchos países con el tema de las TICs como ningún país en América Latina.
Eso comprueba que detrás hay mucha materia gris, mucha investigación y desarrollo, preocupación (han visto la cantidad de sitios que tiene por ejemplo el Granma?) por publicar contenidos y en nuestro oficio una cercanía evidente con la usabilidad por motivos obvios.
Especial interés hay por las aplicaciones Open Source (obvio), por los Blogs, el trabajo con metadatos, ontologías, semántica, arquitectura de la información, diseño de la información y diseño de interfaces.

Mi visión (breve)
Cuando Orlando nos (nos, porque en ésta ocasión me acompañó mi mujer y eso si que estuvo bueno) fue a dejar al aeropuerto me pidió que no perdiéramos el contacto, que aprovechemos la instancia que nos juntó para hacer cosas, pero sobre todo para juntar a los profesionales IberoAmericanos en torno a ideas propias de nuestra cultura y devenir.
Como no compartir Orlando esa pequeña utopía del ser Americano y construir el conocimiento a partir de nuestras realidades y experiencias.
La única manera de hacerlo es a través de instancias como Cadius, éste Congreso, publicar (si, sobre todo los que desde las Universidades podemos y debemos hacerlo), ir a los Congresos (a pulso, con invitaciones, etc. pero ir), juntarse, opinar, discutir y buscar nuestra visión, generar nuestro contenido (y todo lo que eso significa) desde nuestro idioma y realidad.

Menciones profesionales (algunas)
En especial me llamó mucho la atención los trabajos de Keilyn Rodríguez en Web Semántica, Rodrigo Ronda sólido Arquitecto de la Información cubano, la matemático Elda Báez y sus trabajos en el sistema Babel, el profesor Nestor Mena del Idict y obviamente el trabajo increíble de evangelización que hace Orlando Romero.