Diseñar para el otro a través de los detalles del lenguaje

by Jorge Barahona

Diseñar la Experiencia de los Usuarios es construir relatos que se sustentan en los detalles que los otros apreciarán en sí mismos porque los construye.

Las personas somos más inteligentes y capaces de lo que el marketing piensa y quisiera. Amamos la belleza, la conversación y los detalles. Estos factores que rondan lo emocional son los que nos permiten entender por qué rechazamos lo que no funciona, lo hostil y antiestético.

Entonces ¿cómo diseñamos para obtener ese aprecio y cercanía?. Sin duda pensando siempre en la capacidad de construir al otro con un argumento relacional y holístico basado en la conversación ya que el lenguaje construye la realidad, no la describe.

Regalar la sospecha y el juego, dejar que los usuarios descubran, es parte del diálogo que construimos para la interacción entre una persona y un sistema. Es por eso que diseñar es dibujar la conversación, una llena de detalles que crean aprecio y finalmente las claves para empoderizar al usuario.

Nuestro trabajo está en una constante tensión entre la racionalidad usable del wireframe y la emocionalidad de las interfaces porque ser Diseñador es siempre facilitar que las conversaciones sucedan sostenidas en esa tensión que desaparece cuando caes en la cuenta que somos anónimos y que aparecemos cuando nuestro trabajo no está bien hecho.

Sin embargo las personas no saben lo que desean hasta que no lo ven es por eso que además debemos proponer nuevas conversaciones e interacciones, coquetas, juguetonas, sencillas pero efectivas. Diseñar es decidir qué hacer, es proponer pero sobre todo es crear reglas claras a través de evidencias hermosas.

Para hacerlo no podemos estar ajenos a la construcción. Un Diseñador de interacción siempre transita con sus conocimientos y competencias entre la Estrategia y el código porque nada de lo que diseñe será posible si desconoce las nuevas prestaciones del hadware y que codean los nuevos comportamientos de las interfaces, siempre para dejar esas huellas que conversan con la emoción de los usuarios.

Antes prototipando en RoR, hoy versionando en Git nuestros Javascript en Ember con librerías jQuery…

Es imposible diseñar los productos digitales del futuro sin estar siempre atento a cómo se programan para que sucedan esos detalles que tanto apreciamos en la interacción entre una persona y un sistema diseñada desde y para los detalles.