Diseño de servicios para renovar licencias de conducir

by Jorge Barahona

Renovar mi licencia de conducir se ha traducido en tres visitas al ente emisor de la municipalidad de Viña del Mar.
Primero en marzo a renovar. Abren a las 09:00 sin embargo es mejor llegar al las 07:300 hrs. para lograr un buen número de atención. Una hora y media de fila a la intemperie.
Toda la información que solicita el encargado que te atiende dos horas después es factible de completarse online. Luego, las pruebas psicotecnicas, todas emulables vía online. Foto digital inclulidos US 40.
Me dieron la licencia sólo por seis meses porque mi ojo derecho no distinguío bien dos letras de la fila 6 con tipografías tamaño 6.
Tuve que ir al oftalmólogo para que me revisara. 98% de visión ojo derecho, 100% el izquierdo.
Volví al municipio. Sòlo después del pago de otros US 10 pude acceder al un nuevo examen (no sea que mi oftalmólogo este equivocado). Otra vez a las 07:30 hrs. en la fila en la calle esperando mi buen número. Dos horas después aprueban mis cuestionados ojos. Foto, US 5 y para la tarde donde sólo entre 5 y 6 se entregan, previa espera de 30 minutos mi nueva licencia.
La funcionaria me saluda con cansancio y me pregunta por mi cara de molesto. Le digo que el 90% del trámite se podría hacer vía web. Me responde “y en qué trabaríanos nosotros?”…
Si el municipio diseñara los servicios desde la experiencia de sus clientes, sería más barato, sencillo, accesible, libre de corrupción y expedito.
La señora que me atendió estaría menos cansada a las 5 de la tarde porque haría un trabajo más importante que escribir mis datos en una PC ochentera.
(escrito mientras espero que me enteguen mi licencia desde mi iPhone) la internet no es ciencia ficción.