El diario más antiguo del mundo deja de circular por papel y sólo queda su web

by Jorge Barahona

Afírmense Edwards, Saieh y cualquiera que tenga su “diarito” circulando en papel.
El diario más antiguo del mundo es el sueco “Post Och Inrikes Tidningar”. Circulaba en papel desde 1645… hasta mañana 31 de diciembre de 2006.
Desde el 01 de enero del 2007 circulará sólo por su web. (ver nota en El País de España)
Más allá de entender si fue y dejo de ser un negocio rentable editarlo en papel, cabe preguntarse cómo mutan los que trabajaban en el medio ya que los oficios que alguna vez sirvieron para editar el diario ya no son los mismos, los soportes cambiaron y los códigos de comunicación introducidos por la web terminaron con otro soporte.
No creo que el papel como tal y soporte desaparezca por culpa de la Internet. Cada vez que el hombre inventó nuevos medios de comunicación los primeros años se daba por muerto inminente al que lo antecede.
Pasó con el teatro cuando apareció el cine, exponente de la nula capacidad estética que se le daba era el movimiento francés del Cine Libro. Las obras de teatro sucedían delante de una cámara inmóvil, sin personalidad ni menos expresión; no existía la idea que el cine pudiese llegar a expresar algo y se temía que terminara reemplazando al teatro por las enormes facilidades que brindaba el nuevo invento.
La radio en su comienzo era sólo usada para enviar mensajes, pasaron muchos años hasta que alguien irradió música.
Cuando se inventó el video se anunció la inminente muerte del cine.
Supuestamente la foto digital matará a la análoga cosa que no sucederá, lo que si es que la foto análoga será más cara y exclusiva (ya lo es).
Cada medio tiene su código comunicacional y plástico que hay que inventar a la vez.
Pasa en la prensa además que sus inventos no dejaron de reemplazar del todo a otros.
El primer medio de comunicación impreso fue el panfleto que un rey germano usaba cuando invadía nuevas tierras y ganar adeptos, antes que Gutenberg inventara la imprenta.
Tiré decenas de veces, en los 80 panfletos contra la dictadura y a la vez leíamos el “Fortín Mapocho“… en papel obvio.