El patrimonio visual de Chile

by Jorge Barahona

Camino a Tortel

Patrimonio es el “conjunto de bienes y derechos” pertenecientes a una persona o también a aquellos del que tenemos derecho por pertenecer a un colectivo, como es un barrio o una nación. Cuidamos nuestro patrimonio porque en esencia cuidamos algo que nos pertenece, algo que sentimos parte de nuestras raíces y nuestra historia. Tanto así que desde el 2003 existe la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.

A diario vemos cómo nuestro patrimonio, que puede ser una esquina, un barrio, un personaje popular, el aire, nuestro cielo o nuestros recuerdos son violentados por iniciativas que sólo buscan el lucro desmedido y que toman como capital lo más desprotegido e invalorado de nuestra sociedad, lo patrimonial.

Sucede porque nuestros recuerdos, espíritus o algo tan sentido como un río, definitivamente tienen tanto valor que sus ceros no caben en las calculadoras despiadadas de ejecutivos que sólo ve en esas aguas o esquinas de nuestras ciudades, números verdes en la cuenta corriente de su empresa.

Como alguna vez le escuché decir a nuestro Nobel alternativo de economía, Manfred Max-Neef, “un hilo de agua con cero contaminación nunca será igual con un 5% de contaminación”. El primero, es tan valioso que no tiene medición humana posible, el segundo es sólo un dato de algo ya destruído y cuyo valor va en baja. En éste caso, cero es el infinito de alta valoración y el 5% actúa como un número exponencialmente negativo.

El partimonio visual de un pueblo está íntimamente ligado al ser de una nación. Son aquellos íconos que un pueblo tiene en sus memorias lo que permite tener el sentido de pertenencia. Aquello tan invalorado cobra su valor real cuando es afectado, aunque sea mínimamente, muchas veces cuando ya no está

Este patrimonio es aquel que normalmente construye la foto de una nación, los recuerdos, lo más preciado de la especie humana, su legado.

Qué es lo que compras cuando decides ir de viaje a un lugar? Una foto y un relato de la Experiencia de otros.

La evidencia gráfica de aquella Experiencia es la tangibilización de lo valioso que es viajar por el Transiberiano, ir al Taj Mahal, Machupichu, Valparaíso o la Patagonia chilena.

Lago General Carrera, Chile

Lago General Carrera, Patagonia Chile

Por eso es tan importante que defiendas tu patrimonio visual y patrimonial, porque la conservación es tu legado hacia los que vienen en tu futuro. No es algo de los demás o aquello que no te incumbe. Al contrario es tan tuyo porque ha ayudado a ser lo que hoy eres y que identifica tu origen, tu alma.

Es aquí donde cobra valor la educación que tu país te entregó y el enorme privilegio que haz tenido al gozar de acceso a fuentes de información y educación. Es aquí donde debes pensar a quién votas y en expresar tu opinión de cuánto apruebas o no en lo que nos hemos transformado como nación. En mi opinión, Chile es hoy un país donde el dinero y el afán de consumo nos ha hecho olvidar por completo nuestros valores patrimoniales, culturales, medio-ambientales, humanos y también visuales.

No dá lo mismo la Patagonia pristina con su belleza inconmensurable que hace que miles vengan a vivir “la Experiencia de estar ahí” que una recorrida por miles de torres de alta tensión, como pretende el proyecto Hidroaysen. No.

No dá lo mismo un barrio amable y cercano, lleno de historias y recuerdos que uno plagado de edificios espantosos donde no conoces a tus vecinos y vives la fealdad extrema del consumo, lleno de “moles” letreros e idoteces que te destruyen el alma.

En la cabeza de quién está vender nuestras playas a la publicidad desenfrenada que debemos soportar todos los veranos en Viña del Mar? Por qué todos evitan Viña hace rato y largan hacia las maravillosas playas del norte o vivir sin agua ni luz en el valle del Elqui?

Qué buscamos cuando viajamos a al Central Park de New York o cuando caminamos por Valparaíso? Qué tiene de especial sentarse a apreciar el lago Bertrand o el Huayna Picchu?

A qué paramos en el Salto del Laja o en Huilo-Huilo?

La foto. Aquella necesidad urgente de registrar la Experiencia de haber estado allí, sabiéndote un privilegiado.

La defensa de tu patrimonio visual es urgente porque representa el patrimonio ambiental, cultural y humano de un pueblo. No debes permitir que tus recuerdos y tu foto la destruya el afán mercantil que todo lo corroe hasta destruir hasta la última gota de belleza que pueda vender.

Si no, no te quedará nación, serás un paria sin recuerdos que mostrar a los tuyos, no habrás dejado más legado que un país efímero, ansioso de moles y ciudades que necesitan tanta electricidad para sus letreros que terminaron con tu memoria visual porque era lo más barato para producir electricidad, empleos y bienes que de nada sirven cuando un país se acaba.