ISO 20282, la facilidad de uso de productos de uso diario

by Jorge Barahona

La ISO ha publicado la norma internacional ISO 20282 y que verifica las normas de medición de la usabilidad  en los productos de uso cotidiano. Titulado “Ease of Operation of Every Day Products” incluye cuatro partes:

  • 1: requerimientos de Diseño para el contexto de uso y características de usuarios
  • 2: Método de evaluación para acceder y usar el producto
  • 3: Método de evaluación de productos de consumo
  • 4: Método de evaluación de la instalación de los productos de consumo

Para la medición de las interfaces de usuarios es aplicable la norma ISO 9241-11 sin embargo es bueno destacar el enorme avance que ha tenido la usabilidad en los últimos 5 años y que ya la ha colocado dentro  de los procesos del Diseño. Si consideramos los servicios de sistemas web como un producto de consumo que se comunican a través de las interfaces de usuario podemos afirmar entonces que cualquier proceso de Diseño para Medios Digitales que no verifique normas de Usabilidad infringen las normas ISO.

La definición de usabilidad que hace la norma ISO 9241 entrega una enorme ventaja a los equipos de Diseño ya que pueden ahora incluirla en las especificaciones que tiene cualquier producto de consumo masivo.

Usabilidad es definida como “la medida en que un producto puede ser utilizado por usuarios específicos para alcanzar objetivos específicos con efectividad, eficiencia y satisfacción en un determinado contexto de uso” donde no ha dejado de se criticado el uso de la palabra satisfacción, sin embargo según el diccionario “es el sentimiento de placer que viene cuando una necesidad o el deseo se cumple” lo que deja aclarado ese concepto.

La parte 1, requerimientos de Diseño para el contexto de usao y características de los usuarios define varios puntos muy interesantes:

  • Identificar el objetivo principal del su producto: por ejemplo una máquina de venta de boletos de tren el principal objetivo es “comprar un boleto”
  • Identificar las características de los usuarios y qué elementos del contexto de uso podría afectar el buen funcionamiento del producto
  • Establecer el impacto que éstas características afectan el uso del producto: por ejemplo si pensamos en una persona que acuda a comprar a la máquina de boletos de tren en silla de ruedas, hay que pensar en las alturas y tamaños de los controles del expendedor de boletos.
  • Asegurarse que el diseño tomó en cuenta esas características

Las demás partes normalizan los métodos de evaluaciones (2 a 4) y lo que hacen es proponer métodos de medición y evaluación de la Usabilidad en los productos. Los tres métodos son similares y buscan definir bien los objetivos del producto (el verbo) y luego ver cómo los participantes de las evaluaciones llevan a la práctica ese objetivo.