La ceguera de los tuits

by Jorge Barahona

Diseñar la Experiencia es Diseñar ecosistemas, el carácter y lo adjetivo de un servicio o producto. Un comportamiento holístico de una marca es aquel que con elegancia, discreción y asertividad se encuentra y conversa con sus clientes o prospectos.

Lo repetitivo ya no funciona, y parece que tampoco lo automatizado. Los clientes quieren relaciones más humanas, honestas y cercanas. Desprecian lo automático, en serie y logísticas agotadas como los call-centers.

Una mala técnica, muy usada en particular por los medios de comunicación masivos, es vincular a través de RSS sus nuevas publicaciones para que un servicio puente las postée en sus cuentas de Twitter o Facebook.

Me he fijado que cada vez que leo el timeline de Twitter me detengo en lo particular y único y desecho de manera inconsciente los post de un mismo medio en listas simultáneas. Algo provoca en mi esas listas, que tiendo a anularlas y ni siquiera a leer alguno de esos post.

Lo mismo en Facebook, al parecer mi conciencia identifica la máquina, lo no humano que me bombardea (eso sí que es humano) con listas de post consecutivos y me provoca, al igual que con los banner una ceguera por esa manera de publicar contenidos.

No hay diálogo, no hay un deseo de iniciar una conversación cuando un medio deja que un servicio de automatización publique sus tuis o noticias en Facebook. Eso se nota y lo peor produce, al menos en mí, rechazo.

Entiendo que en la logística periodística diaria es casi imposible hacerlo manual, pero al menos la programación de los tuits debe ser dosificada de manera de que no queden listas de tuits. A su vez, qué sentido tiene publicarlas si nadie está dispuesto a, usando Facebook o Twitter complementar la nota? Es el título de la nota un tuit pensado en 140 caracteres suficiente?

Son sutilezas que suelo acusar en mis tuits con marcas propias que manejo y que al igual que los medios, mi deseo es usar las redes sociales como puentes de entrada, de tráfico hacia mis notas. Efectivamente suben las cifras si promuevo las notas en dichas redes, pero cuido de publicarlas en horarios donde pueda responder un comentario y lo más importante, no largarlos todos a la vez para evitar la ceguera de los tuits.