La innovación y el emprendimiento periodístico: tabla de salvataje para una industria moribunda

by Jorge Barahona


Lo que ves arriba es un script que liberó el diario español  El País y está preparado para compartir en tiempo real los avances de resultados de la próxima elección en Cataluña.

Para nadie es misterio la crisis que vive la industria de la prensa por la digitalización de la vida y lo que hacen algunos medios es muestra de la capacidad que tienen  pocos para entender  qué hay que hacer cuando las condiciones del mercado cambian de manera tan dramática: investigación y desarrollo.

Diarios como El Pais o el New York Times captaron tempranamente los nuevos códigos y sus directivos supieron que la capacidad de probar, equivocarse y emprender les regalaba no sólo la posibilidad de subsistencia sino de liderar, ser referentes, admirables y queribles, cosa que provoca un lovemark ya inalcanzable para el resto que no hizo su trabajo (léase prensa chilena).

El Pais hace tiempo que nos deleita con sus emprendimientos como la red de blogs de lectores Eskup, su nítido trabajo en Experiencia de Usuarios para la edición online e innovaciones rápidas como la versión para iPad.

Recuerdo que cenando con Alex Wright, Director de Experiencia de Usuarios e Investigación de Productos del New York Times este me decía que innovar para ellos era parte del ADN de la empresa. Sabían perfectamente que si había una salvación para NYT, ésta provendría desde los emprendimientos digitales y la constante investigación y desarrollo que alimenta la innovación disrruptiva dentro de la misma empresa. Lo digital en el NYT no es el pariente pobre que recibe el 5% de inversión, es “la” manera como buscan sobrevivir.

Ahí están sus trabajos en visualización de datos y su famoso Visualization Lab que montaron con IBM y Many Eyes, bajo la atenta dirección del diseñador Martin Wattenberg. O el Times Reader, las recomendaciones que antes tenía una barra personal a cada lector y ahora se mezcla con los “likes” de Facebook y un largo etc.

Y en Chile? La innovación disrruptiva hizo que nacieran algunos emprendimientos como medios alternativos, pero es todo, las grandes empresas no poseen una clara fuerza de innovación y emprendedora. Sólo tres ejemplos muestran cómo la innovación disrruptiva empieza a provocar dolores de cabeza a los dinosaurios de siempre:

  • El Mostrador, medio que experimenta un creciente número de lectores e influencia
  • Cooperativa, cuya historia de cómo se migra desde la radio a los medios digitales es todo un ejemplo
  • Bio-Bio, otra radio que impulsa con fuerza la integración de los medios digitales

Todos se han preocupado que la Experiencia de Usuarios sea la mejor, porque comprenden esa es “la” manera de construir comunicación efectiva y solvente con sus audiencias. Todas, marcas de gente inquieta y emprendedora que sin duda tienen la mejor opción de liderazgo y credibilidad.