La oportunidad de soñar en cambiar el mundo

by Jorge Barahona

Con la irrupción de la web 2.0 o web social se inició una nueva camada de lanzamientos web no vistos desde finales de los noventa. En ese tiempo eran los portales los reyes de la fiesta y hubo cuanto portal imaginas. Todo terminó estrepitosamente el día que alguien -bien lejos- cerró la llave y apagó la música de una fiesta donde nunca estuvimos invitados.

Quedaron cosas buenas de ese entonces. La gente, al menos entendía que ser emprendedor no era ser un vago y que en la vida se gana y se pierde. Que los fracasos son sólo eso, caídas que te alimentan te hacen crecer y ser mejor. Sin embargo aquí estamos el 2007 con una clase dirigente que no entiende ni jota de lo que pasa o podría pasar en Chile y con gerentes ciegos e ignorantes. Ni hablar de los chantas que circulan en el mercado. Ex funcionarios que se venden con lo que supuestamente hicieron bien en el Estado (alguien me podría decir qué ministro o “director de” hizo algo bien en la web chilena?)

Hoy veo que salen miles de las universidades y no siento que podamos darles pega a todos. La oportunidad está en emprender y en especial en la web. Pero no para “hacer páginas”, eso lo hacen mis hijos en sus ratos libres. No, para soñar y con sus nuevos conocimientos y competencias adentrarse a las nuevas oportunidades que hay flotando en el mercado y que al menos en Chile nadie toma. Ni hablar de sud-américa.

Dónde están los que hacen APIs como Panoramio? Dónde están esos chicos que sueñan y que de verdad sienten que sus vidas se les va en cada idea que llevan a cabo? Dónde están los que cambiaran el mundo?

De verdad siento que hablamos distinto, unos ofrecen una “carrera” a la cesantía y otros decimos que hay que tomar por asalto la vida con nuestras ideas y sueños. Suena idealista? Si claro, obvio.

Nadie que tenga algo de dinero para invertir, lo pondrá como “angel” en un funcionario. Nadie.

Cuando los inversionistas ponen sus lucas en cualquier idea o proyectos, las ponen en las personas. En lo emprendedores que son, en sus sueños e ideales que bien dirigidos tal vez sean un buen negocio.

Hoy las mashups son la gran oportunidad que hay para desarrollar cualquier cosa, pero que sea útil, sencilla, fácil de usar y accesible. O sea, las cosas que aún son como marcianas para miles en Chile, son obvias y además son estándar para crear riqueza en California.

Todas las mashups que conozco son todo eso de fácil, claro y usable. El único problema es que están dirigidos a mercados distintos, lejanos a los nuestros y muy importante, no están en nuestro idioma. Ni modo que se masifiquen por acá.

Y qué son? Según wkipedia son “una aplicación web híbrida (mashup o remezcla), es un sitio web o aplicación web que usa contenido de más de una fuente para crear un nuevo servicio completo”

O sea tomas datos que circulan libres a través de RSS u otros accesos y los cruzas con las necesidades de información de otros. Por ejemplo, el clima, los precios de un retail, o todos los precios de un retail, los datos de la PSU, qué se yo…

Mi amigo Herbert Spencer sueña un dispositivo “un sistema que conecte a personas con lugares y con temas de interés social (issues) mediante un diáogo simétrico y democrático. Esta plataforma intenta salvar la distancia entre la conversación mediada digitalmente y la conversación cara a cara, promoviendo el paso de la interacción digital a la física, desplegando palabra en acción, y constituyendo así herramientas para la participación ciudadana”.

Qué falta entonces?

Bueno voluntad, conocimiento de qué es realmente la web y lo que nos sucede en comunicaciones (obviamente, un montón de páginas como le llaman… no pasa nada), saber un poquito de programación (qué chico o chica que estudia hoy en una ingeniería o diseño no sabe programar?), dejar que los chicos sueñen, se equivoquen. Dejar que sus sueños cambien sus destinos porque que yo sepa, nosotros los de cuarenta, los que (mal)gobernamos no lo estamos haciendo muy bien.

Falta observar qué sucede en nuestro entorno, cómo las personas usan los dispositivos, que consumen, cómo, cuándo, qué postean, desde dónde… dónde están los sociólogos!

A través de nuevas web sociales, mashups, dispositivos móviles, APIs… a través de comprender que la comunicación cambió y que los usuarios también, sólo a través de esa lógica, cambiaremos el destino de esos cesantes del futuro (cercano, muy cercano).