Las lecciones de la elección norteamericana

by Jorge Barahona

Una clase de política digital es la que está dando el comando de Obama para construir la identidad del candidato y agregar espacios de valor donde la conversación y el votante que opina y emite contenido es clave. Ni hablar del modelo de negocio construido sobre la base del micro-aporte soportado, por ejemplo vía Google Checkout.
Un ejemplo que debe analizarse en su conjunto para cuando la elección termine y veamos a Obama en la Casa Blanca. Sin embargo y sumado a lo que escuché hoy en las charlas de Chris Anderson es la capacidad de construir reputación que poseen los medios digitales cuando son bien usados y donde la Estrategia es fundamental. Evidentemente el comando de Obama posee y aplica una Estrategia clara, eficiente y efectiva para aprovechar los canales digitales donde y al igual que cualquier campaña digital, el contenido es lo fundamental. Hay que tener algo que decirle a las audiencias, emocionarlas; hay que tener un producto de calidad y creíble.

La experiencia de usuario en los canales digitales para aquellos que se interesan en que Obama llegue a ser el Presidente de los Estados Unidos es sin duda una de las claves del éxito avasallador que poseen los canales de Obama online.

Algunos tips de cómo se construye la identidad digital de un candidato a la presidencia y que es aplicable a cualquier producto de consumo masivo:

  • La mejor manera de comprometer a un usuario con algo es que pague por ello, o mejor dicho cuando alguien se mete la mano al bolsillo, lo hace porque quiere la promesa. En Obama está clara “Cambio” y para todos los que desean un “cambio” en USA hay una oportunidad de “aportar” pero en micro-aportes desde US15 y a través de medios de pago tradicionales de internet. Con eso no sólo se recolecta más dinero que ningún candidato, si no que lo más importante (el dinero es lo de menos podríamos decir) se recolecta compromiso; votos.
  • La visión asociada a la promesa es para alguien. Asociar la palabra “cambio” a “Obama” sólo que hay que preguntarse para quién; América. Por eso el URL de la campaña oficial es recibida en Google como “Welcome to Barama for America“.
  • El setup de los medios que Obama usa está delineado desde el comienzo, e incluye móviles, Facebook, MySpace, YouTube, Flickr, Digg, Twitter, Eventful, LinkedIn, BlackPlanet, Faithbase, Eons, Glee, MiGente, MyBatanga, AsianAve, DNC PartyBuilder. Mucho? El comando de Obama piensa que no. Por ejemplo cuando Hillary Clinton se bajó de la campaña el primero en saberlo fue, obvio Obama… y sus millones de seguidores que recibieron un mensaje de texto anunciándoles la buena nueva antes que apareciera en cualquier medio de comunicación tradicional (nótese el valor asignado al móvil como medio y no como gadget solamente)
  • En el sitio oficial de Barak Obama hay muchas herramientas para estar comunicados con el candidato y para que Obama lo esté con sus seguidores, pero además les entrega el poder (cosa rara en una sociedad más bien observadora de la política y donde vota menos de el 50% de los electores). El sub-sitio “My Barak Obama.com” permite que sean los mismos votantes y seguidores del candidato los que realicen la campaña y usen éste recurso digital para mostrar el compromiso que realizan con acciones concretas como “golpear puertas” o mostrar cuántos post hice esta semana. (da para otro post en verdad)


Pero también Obama usa los canales digitales para quitarle prestigio y reputación a McCain. Y lo hace como mejor sabe, lanza un sitio web destinado a mostrarle a la audiencia (a los que quieran leer, escuchar y compartir) cómo McCain fue responsable y juzgado por el Senado sobre el escándalo de la “Asociación de Ahorros y Préstamos, Lincoln” y que dirigía su amigo Charles Keating. Lo usa para decirle a quien quiera leer, que McCain es el único candidato a la presidencia norteamericana que ha sido sancionado por factores éticos.

Obama

Con esto el comando de Obama lo que intenta es jugar rápido y no dejar que la gente empiece a olvidar lo que se vive hoy en materia económica y asocia un evento real del pasado reciente para asociar a McCain como responsable de lo que sucede en éstos momentos en USA. Un discurso y forma dignas de imitarse en Chile, por ejemplo para “enrostrar” a más de algún candidato por sus actos poco transparentes y que afectaron directamente a un buen número de ciudadanos.

Enseñanzas? Varias. La primera es que la construcción de la reputación es una tarea que requiere tiempo, un buen producto, ubicuidad (portales en varios idiomas? es algo así como que en Chile hicieran uno en Mapudungun.

Además es fundamental comprender que una campaña en medios digitales es mucho más que hacer un sitio web y la sensibilidad digital es la que ha dado a Obama gran parte del poder que posee.