¡No pierdas tu tiempo!

by Jorge Barahona

Inventar un negocio de la nada es una tarea titánica que requiere de mucha concentración ya que el tiempo y los recursos son escasos. Cuando liberamos Clerk pensábamos, malamente que por el hecho de ser bilingue, fácil de usar, entender el mercado (soy hotelero) y saber cómo se hacen los servicios web atraería a mis colegas en todo el mundo. Tamaño error.

El factor UX

Sabes que hago internet desde 1995. AyerViernes es referente en diseño de experiencia de usuarios en muchos lados. Vendemos justamente esa escasa capacidad de construir la web para que las personas puedan usarla y amarla. Pero cuando le das leña a tu idea, tener talento UX y tener el “dolor” como cliente no es todo.

Hoy, todo servicio cloud debe ser usable y bello. Es un must que felizmente está instalado en la industria, pero que además es una estrategia para disminuir los riesgos porque al final lo que vendemos, sean ticket de eventos, gestión de hoteles o una aplicación iOS para el clima son servicios que se ven sencillos (esa es la gracia) pero todos muy sofisticados. Se debe cumplir la vieja frase de Morville “mi trabajo no se ve pero si dejo de hacerlo se ve que no lo hice” porque la competencia es descarnada. Nuestros clientes siempre tienen la posibilidad de usar a tu competidor o seguir con los medios de suplantación clásicos: el lápiz y el papel.

De manera que tener una buena UX es una parte importante pero no la única para que tu servicio se venda.

Ser mi propio cliente

Tienen razón los chicos de 37signals en su “Getting real” cuando dicen que “eres el mejor cliente de tus problemas”. Si no fuera hotelero jamás hubiese pensado que podría haber un nicho de negocio haciendo un servicio para la gestión hotelera. Lo hice porque sé lo que el 85% de los hoteleros pyme como yo necesitamos. Viví la necesidad y créeme, ha sido otro factor clave en Clerk. No es menor que el Monterilla sea desde el comienzo el beta-tester oficial y que sus amables colaboradores me hayan ayudado tanto hasta el día de hoy para desentrañar los rincones de la gestión hotelera.

La venta

Los dos factores anteriores valen nada si alguien no pone su tarjeta de crédito y te paga por lo que tu crees es tan importante y cool. Venderle a tus clientes es complejo, porque, o eres UX, o eres tu propio cliente, o eres un seco en las ventas, pero todas las anteriores, reconócelo, es imposible. Por eso es tan importante formar equipos, confiar en tus pares y sobre todo creer de verdad que también están, desde sus competencias haciendo el mejor esfuerzo por sacar adelante la compañía. Vender es clave para tu negocio y tu salvación, recuerda, el mejor inversor en tu negocio son tus clientes.

La duda

Vamos, sé honesto conmigo y dime: formaste una empresa porque crees que puedes “hacer la pasada” y no salir trasquilado en ese camino? O, formaste una empresa porque tienes la convicción que puedes ayudar a tanta gente a resolver sus problemas con tu solución y también rentar con ella?

Te digo “al tiro” que ambas son incompatibles porque la primera es una ilusión que te distrae con la quimera de la inversión.

Están las candilejas de los eventos, tanto personaje hablando en inglés o lo peor usando anglicismos que ni ellos entienden. Tanto Silicon Valley, investors, supuestos ángeles, CEO, CTO, y otras siglas que nadie conoce bien para qué sirven. Tanta distracción con “levantar capital”, con ir a eventos absurdos donde tu eres el producto, tanta perdida de tiempo y energía que podrías haber usado en tu empresa. He llegado a sentir que ni el famosísimo “Plan de negocios” o como le gusta a los siuticos “Business Plan” sirve para algo.

Me la pasé todo el 2012 en esa y he llegado a la conclusión que nunca estuvo mejor mi empresa que cuando decidí olvidarme de los inversionistas, los eventos, las charlas gratuitas que daba y las ene personas que pululan a tu alrededor quitándote lo único que tienes porque ellos la necesitan; tu energía.

Ninguna de las ene presentaciones, conversaciones y encuentros, tanto tiempo de excels odiosas buscando demostrar lo indemostrable, tanto “bisnesplan” y tanta distracción que tuve con tanta gente supuestamente interesada en Clerk sirvió para que una empresa brasileña se fijara en nosotros y nos ofreciera comprarnos en febrero de este año (oferta que rechazamos). Ninguna.

Lo único que sirve es no perder el rumbo,salir a la calle a vender tu producto, escuchar a tus clientes y sobre todo ver que la curva de los ingresos aumenta cada mes. Lo demás es perder tu valioso y escaso tiempo, que nadie te devolverá. Nadie.

Por lo mismo te soplo que no caigas en la trampa norteamericana de la stratup. Estas creando una empresa como alguien crea una panadería, no es tan distinto. Tienes algo que crees es valioso para alguien y que esta dispuesto a pagarte por aquello. Lo demás, desde mi humilde opinión es sólo una distracción donde, no lo olvides, tu eres el producto.