Política Stereo

by Jorge Barahona

Tuve la oportunidad de asistir el jueves 17 al lanzamiento de Política Stereo, una red social chilena que busca crear el espacio para el debate de ideas y que, según sus creadores buscan que ese debate salga de las esferas del poder y permita refrescar la árida y seca escena política nacional.

Fue (nuevamente) Cristóbal Cobo, quien con su tradicional “networking a la chilena” me hizo conocer a Felipe Kast, uno de sus creadores y quien me invitó al evento de lanzamiento que contó con la estimulante palabra del periodista  Fernado Paulsen.

Básicamente Paulsen centró sus palabras en dos cosas fundamentales para hacer de Polícia Stereo un éxito y que realmente le dé una estocada a la política chilena.

Una es alejarse justamente del poder, evitar que los debates que propone la red social sea hagan entre los mismos de siempre y que los recursos que utilizan no sean los mismos que usan los medios tradicionales. O sea, desde una mirada brillante los alumbra en lo que es la esencia misma de la web en el afán democratizador que posee por esencia la Internet.

Paulsen advierte a los creadores de la red de manera sutil y elegante que se alejen de sus orígenes sanguíneos, de lo que sus familias son hoy día; parte del poder económico-político chileno. Los invita a usar el recurso y la idea para subvertir el sistema como outsiders que conversan con otros marginados de la política como me siento yo, muchos de mis amigos y familiares también. Los invito a emprender desde la innovación política y que es mucho más que hacer un portal para que otros hablen y opinen.

Lo otro que Paulsen advierte es cómo los seres humanos hemos “aprendido a contar historias” saltándonos, gracias a la Internet la intermediación editorial y periodística. Desde su oficio de “contador de historias” Paulsen me recordó la reflexión que hiciera acerca de cómo el Diseño, en específico el de medios digitales puede, ya ser hecho por un chico de 17 años que no ha asistido nunca a una Escuela de Diseño, o sea cómo los estándares de ayer ya están en el ADN de la población que al igual aprendió a contar historias ha aprendido a Diseñar sin diseñadores.

Me acabo de inscribir en Política Stereo y espero que la invitación de Felipe ayude a que se haga realidad la idea de una política donde lo principal es que nos escuchamos, ambos, los dos que conversamos y que al igual en cómo escucho la música, los bemoles y blancas vengan desde todos los lados e instrumentos. Bella la analogía de lo Stereo.