Por qué renunciamos a Contact Chile de ProChile?

by Jorge Barahona

El 12 de junio del 2012 mi stratup Clerk Hotel ganó el Contact Chile, beneficio estatal que nos permitiría auscultar mercados en Europa y Centro América. El acuerdo fue que nosotros pondríamos el 40%, US 11.640.- y el Estado el 60% o sea US 17.460.- para completar los US 29.100.- para ejecutar el proyecto que tendría tres Misiones Comerciales: España, Costa Rica y Colombia-Perú.

Desde el comienzo hubo problemas.

Recordarán el caso de Welcu que fue dejado fuera porque equivocaron poner el RUT en un sitio de postulación plagado de graves fallos de usabilidad donde hasta el más geek podía errar.

Cuando nos enviaron la carta de adjudicación grande fue mi sorpresa ya que no nos dieron los US 30.000 que prometieron en las difundidas campañas publicitarias. Me explicaron que le habían dado a todos los adjudicados en el primer concurso sólo 2/3 de los US 30.000.- O sea nos prometieron algo y lo cumplieron a medias nadie sabe bien por qué.

Fueron varios correos con funcionarios de ProChile para tratar de entender qué había pasado. Así empezamos, mal, un proceso que me ha hecho perder tiempo y dinero. Bienes bien escasos en una startup.

Pasaron varias semanas para ponernos de acuerdo con los ejecutivos de ProChile ya que tuvimos que cambiar los mercados que teníamos programados atacar con la postulación original y que tuvimos que reducir de 30 mil a 17 mil dólares.

A fines de noviembre viajé a Madrid en la primera misión comercial (que nombre más ridículo para un simple viaje de negocios). El viaje fue financiado en un 100% por nosotros: pasajes, viáticos, hoteles, etc.

Inmediatamente, a comienzos de diciembre hicimos nuestra rendición de gastos que fue aprobada en breve sin apelaciones ni observaciones.

Nuestra idea era con ese capital, reciclarlo para pagar el segundo, rendir, recuperar e iniciar la tercera misión para cumplir con nuestro compromiso con ProChile de 3 “misiones”. O sea prestarle por unos días plata al fisco chileno para cumplir con los “beneficios estatales al emprendedor”

Desde inicios de diciembre hasta hoy 04 de marzo se inició un proceso kafkiano al que pusimos punto final hoy al renunciar a Contact Chile porque no nos han pagado.

En ProChile nos dicen que en la Direcon (nadie sabe en qué momento aparecen estos oscuros funcionarios de la Direcon) piden nuestra iniciación de actividades, papel que al adjudicarnos entregamos copia pero que al momento de pagarnos nos exigen el formulario original Nº 4415 (!). El problema es que en noviembre nos cambiamos de oficina y el mentado papelito se perdió. En el Servicio de Impuestos Internos (SII) no dan copia del papel porque el que vale oficialmente es el que te entregan en la web del SII y que rápidamente enviamos a ProChile.

Así nos hemos llevado 2 meses en este cuento. Una vez que les demostramos que el papel que entrega el SII vía web es el oficial y válido, nos piden el balance, documento que no piden en la convocatoria. Le tuvimos que pedir a nuestro Contador que lo hiciera por adelantado (y pagarlo) especialmente para cumplir con este requerimiento especial y fuera de toda base lógica y legal.

Resultado, aún no nos pagan ni tenemos para cuándo ProChile nos cancele el 60% del viaje que hicimos.

El daño que nos han hecho es grave, porque acá falta plata no sobra, porque nos han tratado con la punta del zapato, nos han degradado y lo peor nos han hecho perder la confianza en estas convocatorias.

Ni Kafka se habría imaginado todo este proceso asqueroso, lleno de imprecisiones, frustraciones, faltas y una profunda incomprensión por cómo es una startup y cuál es el objetivo final del programa Contact Chile.

Lamento mucho todo lo ocurrido y te cuento esta mala experiencia con ProChile para que tengas cuidado y no te metas en un lío que te hará perder tiempo, plata y sobre todo hará que tu ánimo decaiga a niveles miserables porque terminas por no entender qué hiciste mal.