Teletón: ser discapacitado en Chile

by Jorge Barahona

Discapacidad: Se dice que una persona tiene una discapacidad si física o mentalmente tiene una función básica limitada respecto de la media o anulada por completo.
(Wikipedia)

En éste momento (sábado 02 de diciembre, 19:28 hrs. local) se desarrolla en Chile, tal vez uno de los mayores esfuerzos de solidaridad a nivel mundial.
Por ésta fechas desde hace 19 años los chilenos durante 27 horas seguidas tratamos de juntar una importante suma de dinero que éste año asciende a unos US22 millones aproximadamente.
Año a año y gracias al esfuerzo de muchos conocidos pero sobre todo gente anónima, se logra juntar la meta económica.
La idea es obtener esos recursos para ayudar en la rehabilitación de los discapcitados severos sobre todo niños.

Firefox_ss_006

 

"En el año 2005 nuestra institución siguió trabajando los 365 días para
avanzar en la rehabilitación integral de cerca de 23 mil niños y
jóvenes, que acuden a nuestros nueve Institutos de Rehabilitación
Infantil." (Cuenta Pública 2005)

Los chilenos nos conmovemos estas horas por la crudeza de las historias, "nos toca el alma" y junto con colaborar la discapacidad es asumida poco a poco como algo que nos puede suceder a cualquiera en cualquier momento.
Entre los miles de problemas que debe sortear un discapacitado para poder reintegrarse a la vida "normal" está también poder ocupar un computador, navegar un sitio web, tratar de ver su saldo en el banco, apretar los botones de los ascensores, hablar por teléfono, en fin un sin número de eventos de interacción que impiden que todos puedan usar los distintos sistemas, productos y objetos que a diario usamos.

Diseñar para los discapacitados es un deber.

 

Es muy probable que los sitios web, las intranet, móviles, ascensores, autos, microndas, cocinas, relojes, paraderos, calles, señaléticas, diarios, TVs, espejos, libros, cámaras de foto, llaveros, etc. etc., o sea TODO CON LO QUE INTERACTUAMOS A DIARIO, se usado por un discapacitado.
No tengo estadísticas de cuántos ni qué tipo de discapacitados existen en mi país. Lo que si sé es que los diseñadores podemos hacerles la existencia más sencilla a los miles de personas que a diario ven impedidas las acciones más simples de la vida.
Sólo hay que pensar en ellos, pensar en qué tipos de discapacidades existen, qué sucede con esas personas, cuáles son sus escenarios de uso, cómo acceden, cuáles son sus impedimentos, cómo suplen sus carencias, en fin algo fundamental para Diseñar: ponernos en el lugar del otro, del usuario con o sin discapacidad.
En la web las iniciativas de accesibilidad van en ese rumbo, sumar y no excluir. Pensar en los que no son iguales, aquellos que no ven, ven poco, no usan ratón, etc.
Hoy, no usar los estándares para lograr la accesibilidad en los sitemas digitales es un error enorme que está haciendo la diferencia entre los que cumplen y los que no.
Cada vez más los Clientes con discapacidades y no, exigirán que las empresas cumplan con normas básicas de acceso a los contenidos.
Cada vez más todos entenderemos que Diseñar piezas innaccesibles es un pésimo negocio; para el bolsillo y para el alma.

Relacionados: