Vida 2.0

by Jorge Barahona

La digitalización de nuestras vidas está transversalizando casi toda nuestra existencia y desde que pudimos transformar los datos en lenguaje binario ha pasado de todo.

La fotografía, la música, el cine, la guerra, las comunicaciones en general y la convivencia se han visto afectados por la Internet.

La Internet ha sido el gran motor de socialización de lo digital. ¿De qué sirve tomar una foto digital sin Flickr? ¿Desde dónde te comunicas hoy?, ¿Cómo es eso que expresas tus emociones con un dibujito?

Los últimos temblores que hemos vivido en Chile han evidenciado dos cosas: la primera es que los sitios de la Onemi y el Instituto de Sismología valen hongo.

Para enterarme en minutos qué grado fue el sismo y dónde fue el epicentro, voy al U.S. Geological Survey Earthquake Hazards Program (está en aplicación para iPhone gratis), fiable y rápido (también triste, ¡que no podamos hacer una web así en Chile!) o datos compilados por Sharon Thornton, coordinador de investigación del The International Union of Geodesy and Geophysics para terremotos sobre magnitud 5.0 desde 2005 al 2014. 

*Actualización: Hay más información que me envía Sharon sobre sismos: Seismic Monitor o en Quakes – Live Earthquakes Map

La segunda es, cómo hemos socializado los sismos? A través de Twitter! Si, cómo “twiteó” Juan Carlos entre uno de los tantos eventos sísmicos que hemos compartido “Twitter es el órgano oficial de los temblores“. Era increíble leer los mensajes cortos que comunicaban emociones, novedades, sentimientos, experiencias…

Hermoso.

Para los que siempre me preguntan dónde está el negocio de todas “estas cosas” gratuitas, siempre respondo lo mismo “La Experiencia es el producto”.

Si se fijan, twitear, chatear, googlear, mandar un email (emilios), el nuevo gesto que hacen las personas con las manos para decir “te llamo” (simular con los dedos un teléfono celular), buscar, comprar, ver fotos, videos, películas, TV… todos son verbos.

Si, porque las personas usamos la tecnología para hacer cosas y la más importante de ellas a propósito de la Internet es comunicarnos.

A través de la Internet somos sociales, somos el medio y el mensaje, somos digitales, ubicuos y relacionales. Nuestra esencia social se potenció infinitamente con la Internet y sus herramientas.

Caen industrias completas como la musical con lo digital y la internet, empiezan a caer los antiguos políticos? Ojalá!

Leo con entusiasmo cómo el Pesoe español está cambiando las reglas de cómo hacer política en España. Adivinen por dónde. Por su nuevo sitio web, obvio! Que no se llama lateramente Pesoe, se llama “La mirada positiva“.

Me impresiona y abruma la ceguera e ignorancia de los políticos chilenos respecto a los que está sucediendo y cómo las respuestas son mediocres y tardías hacia lo que realmente está sucediendo.

Por ejemplo, otra vez el Gobierno pospone el esperado anuncio sobre la norma de TV Digital que adoptaremos. Voy al sitio web de la Sub-Secretaría de Telecomunicaciones y nada. Adivinen quiénes sí saben, los bloggers.

El sitio del principal partido político de oposición está hecho con tablas!

Un senador copia y pega textos desde Wikipedia para hacer una ley.

La misma Subtel dice que el iPhone “no sirve como teléfono en Chile” y resulta que yo lo uso hace meses y conozco al menos a 10 personas cercanas que hacen lo mismo.

Y en qué estamos los que llaman “la gente” o despectivamente “este país” (como si no fuese nuestro país!).

Liberación Digital.